El pelo está formado por una proteína llamada queratina y lo producen los folículos pilosos situados en la capa externa de la piel. Los nuevos pelos producidos por los folículos comienzan a crecer cuando son empujados hacia el exterior desde la superficie de la piel. Un cabello sano crece una media de 15 cm al año. Un ser humano adulto tiene una media de 100.000 a 150.000 cabellos. Aunque se considera normal que se pierdan entre 50 y 100 cabellos al día, un aumento de esta cifra en poco tiempo se considera caída del cabello. Con el aumento del número de cabellos que se desprenden con el tiempo, se produce adelgazamiento en determinadas zonas y calvicie.

¿Cuáles son las causas de la caída del cabello?

La caída del cabello puede tener diferentes causas. Aunque varía de una persona a otra, la caída del cabello suele ser consecuencia de problemas hormonales, enfermedades y medicaciones previas, estrés, predisposición genética o accidente.

  1. Factores genéticos

La pérdida de cabello de patrón masculino y femenino, conocida como androgeneopecia, se observa en forma de aberturas en la parte superior del cuero cabelludo y en la línea de la frente. La edad de aparición y progresión varía de una persona a otra, y el problema de la caída del cabello comienza a una edad más temprana con predisposición genética.

  1. Problemas cutáneos

Enfermedades de la piel como el eczema, la psoriasis y los hongos provocan la caída regional del cabello.

  1. Hábitos alimentarios

Dado que la estructura celular del cabello es una estructura viva, la dieta de la persona afecta tanto al crecimiento del cabello como a su caída. Como consecuencia de no consumir mucha agua, de una nutrición irregular y de dietas defectuosas, el pelo empieza a caerse porque no puede alimentarse lo suficiente.

  1. Problemas hormonales

La caída del cabello se observa en las mujeres, especialmente durante la menstruación, el aumento excesivo de peso y las irregularidades hormonales.

  1. Enfermedades y fármacos utilizados

Mientras que enfermedades como las suprarrenales, la diabetes, la tensión arterial y la tiroides provocan la caída del cabello, los fármacos utilizados para estas enfermedades, las píldoras adelgazantes y las píldoras anticonceptivas también provocan la caída del cabello.

  1. Embarazo y parto

Junto con los cambios hormonales que se experimentan durante el periodo de gestación, se produce un debilitamiento y caída del cabello. La disminución del número de cabellos durante el embarazo y el aumento de la caída diaria son afecciones frecuentes. Tras el parto, los cambios hormonales en curso empezarán a normalizarse en una media de 4 meses.

  1. Tratamiento de quimioterapia

Como consecuencia de la enfermedad, se experimenta una caída del cabello debido al tratamiento de quimioterapia. Una vez finalizado este tratamiento, el vello vuelve a crecer con el tiempo.

  1. Estrés

El factor estrés, que se encuentra entre las causas más molestas de las enfermedades de nuestra época, también provoca la caída del cabello.

Diagnóstico de la caída del cabello

Para resolver el problema de la caída del cabello, el paso más importante es averiguar por qué se cae. Los tratamientos aplicados sin tener en cuenta las causas subyacentes de la caída del cabello no funcionarán. Algunas de las pruebas que se realizan para conocer las causas de la caída del cabello son;

Tratamiento de la caída del cabello

La caída del cabello puede ralentizarse o detenerse por completo si se aplica un método de tratamiento con base científica. Una vez realizadas las pruebas necesarias, se inicia el tratamiento del problema en cuanto se descubre la causa de la caída del cabello.

Métodos utilizados en el tratamiento de la caída del cabello

Aunque los tratamientos capilares regionales son más sencillos, el tratamiento lleva cierto tiempo cuando el tamaño de la pérdida de cabello es grande. Aunque varía de una persona a otra, los porcentajes de éxito también varían y, por desgracia, en algunas personas no pueden obtenerse resultados positivos. Los métodos utilizados en el tratamiento de la caída del cabello son;

La finasterida es uno de los fármacos más eficaces utilizados contra la caída del cabello. El producto, especialmente eficaz en la caída del cabello de patrón masculino, se utiliza en forma de comprimidos. El minoxidil es otro fármaco utilizado para la caída del cabello. Este fármaco, cuyo efecto se ha demostrado científicamente, se utiliza con frecuencia en el tratamiento de la caída del cabello.

Los champús son los productos más fáciles de alcanzar en el tratamiento de la caída del cabello. Aunque no son productos científicamente probados, los productos con contenido limpio muestran el efecto de reducir los vertidos.

El tratamiento aplicado con rayos láser a baja potencia repercute en el fortalecimiento del vello debilitado. Se han desarrollado varios dispositivos para este tratamiento y se han obtenido resultados positivos.

La mesoterapia, que es uno de los métodos terapéuticos más utilizados en el tratamiento de la caída del cabello, llama la atención por sus índices de éxito. El plasma rico en plaquetas obtenido de la propia sangre de la persona se inyecta en los folículos pilosos y su objetivo es fortalecer el cabello.

Los productos de apoyo adicionales que se utilizan en el proceso de tratamiento de la caída del cabello aumentan la tasa de éxito del proceso. Los suplementos vitamínicos como la biotina, los antioxidantes y el zinc que se utilizan en este proceso favorecen el tratamiento de la caída del cabello.

El método de tratamiento más permanente y definitivo para las personas que no pueden obtener resultados con el tratamiento de la caída del cabello son las operaciones de trasplante capilar. La operación de trasplante capilar ofrece una solución permanente a la caída del cabello en mujeres y hombres.

Aspectos a tener en cuenta en el tratamiento de la caída del cabello

Para obtener resultados positivos en el proceso de tratamiento de la caída del cabello, deben tenerse en cuenta algunos puntos. Las cosas a tener en cuenta son;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *